RSS

Archivos Mensuales: marzo 2008

“Historia de la cuarta pantalla”

RESEÑA: Historia de la telefonía celular

 La historia de la telefonía celular empieza en la década de los 40 después de la Segunda Guerra Mundial. Aunque teléfonos móviles primitivos existían antes de la guerra, éstos fueron convertidos en teléfonos de dos bandas usados por el gobierno y las industrias, cuyas llamadas se conectaban manualmente a las líneas telefónicas. Varios servicios de emergencia de Nueva York contaban con este sistema de comunicación en los años 30.Después de la Segunda Guerra los problemas de comunicación que habían sido ignorados durante el período bélico fueron solucionados. Muchas ciudades estaban destruidas y se necesitarían años para reconstruir su infraestructura. Los distintos medios de comunicación de le época -correo, telégrafo y teléfono- se concentraron en proveer sus servicios mientras que se hacían investigaciones sobre la telefonía móvil. 

 Estados Unidos era el único país que no había sufrido combates en su territorio, por lo tanto su infraestructura estaba intacta y experimentó una explosión de la demanda de bienes y servicios por parte de la población. Había dos empresas trabajando en el desarrollo de la telefonía celular: Bell Telephone Laboratories y Motorola. El 28 de julio de 1945 se publicó un artículo en el que se describió el funcionamiento del primer sistema de radio celular. En él se trató por primera vez el concepto de reutilización de las frecuencias de radio, el elemento más importante de la telefonía móvil. Sin embargo la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus iniciales en inglés) no distribuyó el espectro necesario para este servicio, aunque eso no impidió que los ingenieros siguieran trabajando en el desarrollo de esta tecnología. 

Un año después de la publicación del artículo el primer servicio de radio telefonía comercial se puso en funcionamiento en Saint Louis, Missouri. AT&T y South-western bell fueron las empresas que operaron ese servicio. En 1947 Bell System le solicitó a la FCC más frecuencias para aumentar su radio de alcance. 

En marzo de 1948 se puso en funcionamiento el primer servicio de radio telefonía totalmente automático en Richmon, Indiana, eliminando así la necesidad de un operador que conectara las llamadas. Aunque la mayoría de los sistemas seguirían operando de forma manual hasta fines de los 60. 

Mientras que en Estados Unidos el desarrollo de la telefonía móvil avanzaba ágilmente, en otros países la situación contrastaba con la de Norteamérica. En Holanda y Suecia se inauguró un sistema de radiotelefonía en 1949 y 1951 respectivamente, pero no fue hasta 1956 que ambas redes se pusieron en funcionamiento. Por otra parte en oriente, más precisamente en Japón, después de la Segunda Guerra Mundial se fortaleció la investigación  en nuevas tecnologías de comunicación. 

En 1960 Bell System publicó un artículo en el que dio a conocer al mundo el concepto de un sistema de telefonía celular. Cuatro años más tarde Bell introdujo el sistema IMTS que permite el discado directo. Sin embargo, algunas compañías tardaron casi veinte años en actualizar sus sistemas. 

En enero de 1960 Bell introdujo el primer sistema comercial de telefonía celular. Éste se puso en funcionamiento en el servicio de ferrocarriles que une las ciudades de Washington y Nueva York. Esto fue toda una novedad ya que los pasajeros podían hacer llamadas desde el tren mientras viajaban a más de 160 kilómetros por hora. El sistema era operado por un centro de control computarizado en Filadelfia.

 El primer radioteléfono comercial apareció en Estados Unidos en 1969 producido por SCM Melabs, un teléfono con tecnología MTS cuyo tamaño era tal que debía ser llevado en una valija. 

En 1971 Intel produjo el primer microprocesador comercial que podía hacer unas 60 mil operaciones por minuto –un número ínfimo comparado con el poder de los procesadores actuales- y lo introdujeron en toda clase de electrodomésticos. Éste fue un avance fundamental para el desarrollo de teléfonos celulares con capacidad para manejar grandes cantidades de información, y mejorar su funcionamiento. 

En 1973 Motorola patentó su propio sistema de radio celular para competir con AT&T. Inventaron el primer celular portátil e intentaron conseguir el apoyo de la FCC para desarrollar un sistema de telefonía celular en Nueva York, aunque no obtuvo la aprobación.Entre fines de los 70 y principios de los 80 la telefonía celular con fines comerciales experimentó una gran expansión. Se instalaron redes en Tokyo, México, Arabia Saudita y los países escandinavos. Estos últimos operaban el sistema más avanzado del mundo. Se calcula que la cantidad de celulares aumentó de 340.000 en 1985 a 1.300.000 en 1987.Los problemas de compatibilidad entre los países europeos llevaron a planear un único sistema de telefonía celular para toda Europa con tecnología digital, dejando atrás la tecnología analógica. 

GSM La tecnología GSM fue desarrollada en Europa para terminar con los problemas de compatibilidad. Gracias a esta tecnología los celulares podrían usarse en cualquier país y con cualquier compañía que operara con este sistema. 

Por otra parte, Estados Unidos también estaba buscando una nueva tecnología. Sin embargo ellos querían un sistema que combinara tecnología digital y analógica. En 1990 la red norteamericana de celulares adoptó el sistema IS-54. En 1993 la cantidad de personas con celulares en Estados Unidos era de 1.300.000. La tecnología GSM se lanzó por primera vez en ese país en 1995. Seis meses después ya había quince redes GSM en Norteamérica.  

Los 90 y principios de siglo XXI  El 15 de agosto de 1996, Nokia  introdujo un nuevo producto: el Communicator, un teléfono móvil con tecnología GSM y funciones de computadora portátil. Su novedad era la incorporación de un teclado QWERTY y un procesador de textos. El Communicator podía enviar y recibir faxes, leer correos electrónicos y conectarse a Internet de manera limitada.Gracias a los programas para acceder a Internet con interfaz gráfica como Netscape y Mosaic, Internet se volvió comercial a mediados de la década del 90. El consumo de Internet creció entre 1995 y 2000 a la par de su rival: la telefonía celular. Internet funcionaba a través del protocolo de Internet o IP. El uso de la IP alcanzó a las redes inalámbricas de corto alcance, como el Bluetooth y los sistemas 3G.

 Para mediados de los 90 el celular se volvió lo más chico posible con el fin de aumentar su practicidad, aunque la reducción de tamaño se vio limitada por el teclado y la pantalla. El circuito del celular se comenzó a construir en laptops y en otros instrumentos como el Blackberry, forzándonos a replantearnos lo que un celular significaba para nosotros. Se produjo un cambio en el concepto de telefonía móvil y en la forma de ver al celular como medio de comunicación. Se transformó en una herramienta que nos permite realizar más de una tarea, desde mandar y recibir mensajes de texto, correos de voz y correos electrónicos, hasta funciones de entretenimiento como juegos, buscar y bajar tonos de timbre, capturar y enviar imágenes y videos y escuchar música. El celular dejó de ser un instrumento de comunicación verbal y evolucionó hasta convertirse en una pequeña computadora personal. 

En Europa se desarrolló un sistema móvil de 3G llamado UMTS o Universal Mobile Telecommunications System gracias al apoyo financiero de la Unión Europea. El 1 de diciembre de 2001 Telenor Mobil probó un nuevo sistema UMTS en Oslo, Noruega. A continuación el sistema se lanzó para uso comercial y se instaló en varios países del mundo. La expansión del UMTS fue lenta y costosa, ya que no sólo se necesitaba un cambio en el software que operaba la telefonía móvil hasta entonces sino que también requería de una importante actualización de hardware. Por ejemplo, las antenas de transmisión debían ser modificadas para funcionar con el nuevo sistema. 

En octubre de 2000 Sharp lanzó en Japón el primer celular equipado con cámara digital. Este nuevo aparato les permitía a los usuarios tomar, enviar y recibir fotografías por correo electrónico. Es importante destacar que el Communicator de Nokia fue el primero en permitir la transferencia de imágenes, pero no contaba con una cámara integrada al equipo. Se calcula que a fines de 2004 el 75% de los celulares que vendieron en Japón estaba equipado con cámara digital. 

En abril de 2004 Cingular fue el primer proveedor en Norteamérica en ofrecer UMTS. Hoy cubren 6 mercados en los EE.UU. Sin embargo su aceptación es lenta debido a su limitada área de cobertura, el tamaño del equipo y el alto costo del servicio. Las mejoras del servicio UMTS son muy altas para los proveedores. La importante demanda potencial del servicio 3G provoca que  los operadores alrededor del mundo gasten millones en redes que tardarán varios años en retornar la inversión.

 En  enero del 2005 se predijo que los usuarios de celulares llegarían a 2 mil millones para el fin de ese año. Muchos países  tienen más de un 100% de penetración, ya que muchas personas tienen dos celulares, uno para el trabajo y otro para uso personal. Los problemas técnicos, de regulación y de competencia aun afectan a la telefonía móvil. Sin embargo el deseo de la gente por comunicarse y el de las empresas por satisfacer esa necesidad asegura un futuro exitoso para el celular.        

 GLOSARIO: 3G.   


Luego de haber buscado en Internet el término 3G, término que todos los miembros del grupo desconocíamos, pudimos destacar las siguientes citas que mejor reflejan el verdadero significado del término.

 “3G o Tercera Generación es el término genérico utilizado para los sistemas de comunicaciones móviles de nueva generación, que habilitan servicios mejorados de comunicaciones, tales como acceso a Internet y la capacidad de ver material de video. Ejemplos de tecnologías 3G: WCDMA y CDMA2000. UMTS es un sistema de comunicaciones 3G. ”[1]

“3G (o 3-G) es una abreviatura para tercera-generación de telefonía móvil. Los servicios asociados con la tercera generación proporcionan la posibilidad de transferir tanto voz y datos (una llamada telefónica) y datos no-voz (como la descarga de programas, intercambio de e-mail, y mensajería instantánea).

Inicialmente la instalación de redes 3G fue lenta. Esto se debió a que los operadores requieren adquirir una licencia adicional para un espectro de frecuencias diferente al que era utilizado por las tecnologías anteriores 2G. El primer país en implementar una red comercial 3G a gran escala fue Japón. En la actualidad, existen 164 redes comerciales en 73 países usando la tecnología WCDMA[2]

 “3G refers to the third generation of developments in wireless technology, especially mobile communications. The third generation, as its name suggests, follows the first generation (1G) and second generation (2G) in wireless communications… While 3G is generally considered applicable mainly to mobile wireless, it is also relevant to fixed wireless and portable wireless. A 3G system should be operational from any location on, or over, the earth’s surface, including use in homes, businesses, government offices, medical establishments, the military, personal and commercial land vehicles, private and commercial watercraft and marine craft, private and commercial aircraft (except where passenger use restrictions apply), portable (pedestrians, hikers, cyclists, campers), and space stations and spacecraft. 3G offers the potential to keep people connected at all times and in all places. Researchers, engineers, and marketers are faced with the challenge of accurately predicting how much technology consumers will actually be willing to pay for. Another challenge faced by 3G services is competition from other high-speed wireless technologies, especially mobile WiMAX, and ability to roam between different kinds of wireless networks.”[3]        

BIOGRAFÍA: Howard Rheingold  “Howard Rheingold (nació en Julio 7, de 1947) es crítico y escritor; se especializa en lo cultural, lo social y las implicancias políticas de las comunicaciones mediáticas modernas cómo internet, los celulares y las comunidades virtuales. Rheingold nació en Geraldine y vivió en Phoenix, Arizona.
Asistió al Reed College en Portland, Oregon, desde 1964 hasta 1968.
Su tesis fue titulada: “What Life Can Compare with This? Sitting Alone at the Window, I Watch the Flowers Bloom, the Leaves Fall, the Seasons Come and Go” (¿Qué vida puede compararse con esto?
Sentándome sólo en la ventana, miro la floración de las flores, la caída de las hojas, y las estaciones van y vienen).
Una fascinación de por vida con alteraciones de la mente y sus métodos condujeron a Rheingold al instituto de las ciencias Noetic y al Xerox PARC donde trabajó y escribiò sobre las recientes computadoras personales. Esto condujo a sus herramientas de la escritura para el pensamiento, en 1985, de una historia de la gente detrás del ordenador personal. En ese tiempo fue el primero en entrar a The Well, una comunidad en línea temprana influyente.
Exploró la experiencia en su libro seminal, La Comunidad Virtual. En 1991, Rhiengold escribió Realidad Virtual: Explorando las nuevas tecnologías valientes de la experiencia artificial y de los mundos interactivos del Cyberespacio al teledildonics. Después de una restricción que corregía la revisión entera de la tierra, Rheingold sirvió como redactor y jefe del Catálogo Entero de la Tierra del Milenio. Luego de eso, lo emplearon como redactor ejecutivo de fundación de HotWired, uno de los primeros sitios de contenidos comerciales de la web publicados en 1994 por Wired Magazine.Rheingold dejó HotWired y fundó Electric Minds (Mentes Eléctricas) en 1996 para promover el crecimiento de la comunidad en línea. Electric Minds, como tantos otros arranques en San Francisco, basados en Internet, agotaron rápidamente sus fondos y soportes de capital de empresa como uno de los apagones más espectaculares del Internet de su era.
A pesar de espaldarazos, el sitio fue vendido y escalado detrás en 1997.

En 2002, Rheingold publicó Smart Mobs (Multitudes Inteligentes), explorando el potencial para que la tecnología aumente la inteligencia colectiva. Luego, conjuntamente con el instituto para el futuro, Rheingold lanzó un esfuerzo de desarrollar una instrucción basada en la cooperación.

Rheingold vive en Mill Valley, California, con su mujer Judy y su hija Mamie. Howard Rheingold, hoy es el máximo gurú de los impactos sociales de las nuevas tecnologías, asegura que si en los ‘80 fue la PC y en los ‘90, Internet, hoy la revolución social pasa por los celulares.

Rheingold desde hace más de veinte años recorre el mundo persiguiendo experiencias tecnológicas innovadoras. La idea de “multitudes inteligentes” empezó a resonar en su cabeza (que suele cubrir con sombreros de ala ancha y acompañar con zapatos pintados a mano) cuando hace algunos años quedó extasiado ante una nube humana que pulsaba frenéticamente sus celulares en una de las esquinas más transitadas de Tokio.
Y para analizar las potencialidades de la tecnología emancipada del escritorio se lanzó en una nueva gira mundial. En este contexto edita Multitudes inteligentes, donde en el tono ameno y seguro de quien lleva décadas dedicado a la divulgación científica, Rheingold invita al lector a acompañarlo en sus “misiones urbanas”.

De las calles de Helsinki siguiendo el juego de un grupo de jóvenes que, en base a mensajes de texto y personajes virtuales y censores espaciales, se dedica a matar blotsfighters (un tipo de criatura virtual) camino a la oficina; a las más altas torres de las multinacionales donde se gesta el i-mode (una agenda de servicios múltiples especialmente diseñada para legos en Internet y devotos del celular) y a los campus de Toronto donde avanza la práctica del periodismo”[4]  
 
“Howard Rheingold es un escritor famoso y una de las autoridades más destacadas del mundo sobre el tema de las implicaciones sociales de la tecnología. A lo largo de los últimos veinte años viajó por el mundo entero para investigar y escribir sobre las tendencias emergentes en computación, comunicaciones y cultura.” [5] “Las multitudes inteligentes se organizan espontáneamente a través de internet y de dispositivos móviles de comunicación con fines que puede ser completamente lúdicos o con una fuerte carga política.Se diferencia del “marketing vivo” en que los participantes no son actores representando una situación, sino que son personas reales que interactúan libremente con un fin común.Los políticos y los profesionales de la publicidad, las relaciones públicas se plantean si es posible utilizar las multitudes inteligentes para conseguir algún objetivo determinado, como puede ser el lanzamiento o la revitalización de un producto o la movilización social con fines propagandísticos.El concepto de multitudes inteligentes fue introducido por Howard Rheingold en su libro Multitudes inteligentes. La próxima revolución social (Smart MOBS). ISBN 84-9784-062-3.”[6]    

 
Deja un comentario

Publicado por en marzo 25, 2008 en Uncategorized